Colonia del Sacramento

Fue fundada el 20 de Enero de 1680 por Manuel Lobo (gobernador de Rio de Janeiro). Cambió de manos entre Portugal, España e Inglaterra 11 veces en casi 150 años hasta 1828. Su Barrio Histórico, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995 por la UNESCO. Se aprecia una mezcla de estilos portugués y español caracterizado por sus callecitas angostas, empedradas según el periodo al que correspondan abovedadas o con cuneta al medio (este ultimo corresponde a los portugueses). Tiene un faro construido en 1857 de 34 metros de altura. Produce un destello de luz blanca cada 9 segundos que es visible a 12 Km. A mitad de camino, entre la muralla, llamada también Portón de Campo o Puerta de la Ciudadela del Casco Histórico y el puerto, se encuentra la antigua estación ferroviaria de Colonia. En sus comienzos Colonia se convirtió en un dinámico centro de contrabando de Portugal e Inglaterra. Fue el primer asentamiento europeo y la ciudad más antigua de Uruguay. Se realizó en la ribera del Rio de la Plata frente a las costas de Buenos Aires a 50 Km en linea recta, (hoy unida por 3 empresas de Ferry: Buquebus, SEACAT y Colonia Express). El 7 de agosto de 1680, las fuerzas españolas asaltaron Colonia y la tomaron, venciendo a los portugueses. La plaza fue renombrada por los españoles, llamándola Fuerte del Rosario. Manuel Lobo, fue hecho prisionero y trasladado a Buenos Aires, donde murió el 7 de enero de 1683. El Tratado Provisional de Lisboa del 7 de mayo de 1681, dispuso la devolución de Colonia a Portugal, junto con la artillería, armas y pertrechos. La refundan los portugueses en febrero de 1683, rebautizándola Nova Colônia do Santísimo Sacramento, dándole más extensión y solidez. En noviembre de 1704 en el marco de la Guerra de Sucesión Española, el capitán español Juan de Lacoizqueta comandó el ejercito costeando de su propio peculio los gastos de la expedición y, luego de un sitio de cinco meses, logró tomar Colonia en marzo de 1705, lo que le valió ser ascendido a maestre de campo. La ocupación a manos hispanas duró hasta 1715 fecha en la que debió devolverla a la Corona portuguesa, ya que según el Tratado de Utrecht que había comenzado en 1713 pasaría a dicha nación. Bajo soberanía portuguesa, la colonia se convirtió en un foco de contrabando portugués y británico hacia las posesiones españolas. El Tratado de Madrid de 1750 estipulaba que España se quedara con la Colonia del Sacramento, cediendo a cambio a Portugal las reducciones jesuitas llamadas las Misiones Orientales o Los Siete Pueblos de las Misiones, ubicadas en el actual Rio Grande do Sul Brasil. Con la firma del Tratado de París de 1763 en el que se fijó el retorno de la disputada Colonia a Portugal. En 1777 el virrey Ceballos del recientemente creado Virreinato del Rio de la PLata con más de 80 buques y 9.000 hombres, ocupó definitivamente Colonia, conquista que fue refrendada mediante el Tratado de San Idelfonso firmado ese mismo año, por el que la frontera hispano-portuguesa se fijaba en el Rio Negro quedando España en poder de la mitad sur del actual Uruguay. Cevallos fundó con portugueses de las islas Azores la ciudad de San Carlos de Maldonado Durante la segunda de las invasiones inglesas al Rio de la Plata el 5 de marzo de 1807 los británicos le arrebataron Colonia al dominio español. Desde septiembre de 1807 Jose Gervasio Artigas ejerció internamente la comandancia de la ciudad en nombre de España. Producida la Revolución de Mayo en 1810 Colonia, se plegó al movimiento insurreccional contra las autoridades virreinales españolas. En 1813 Colonia formó parte de la Provincia Oriental En 1818, después 40 años, volvió a ser ocupada por Portugal durante la invasión Luso-Brasilera El 2 de diciembre de 1828 quedó definitivamente bajo soberanía del Estado Oriental del Uruguay.

Recuperación del casco histórico

Después de casi 200 años, el hoy llamado Barrio Histórico de Colonia del Sacramento era ruina, destrucción y abandono, como se menciona en el trabajo de investigación: De prostituta a señora. La historia reciente de Colonia del Sacramento. Era un sitio olvidado y el último lugar que alguien elegiría para vivir”. Por las noches, “los dueños de sus calles (…) eran las prostitutas y sus clientes”. Durante el día, se dejaban ver quienes sobrevivían entre sus ruinas.

Real de San Carlos

El Real de San Carlos es la zona de las afueras de Colonia desde donde las tropas españolas pusieron sitio a la plaza fuerte portuguesa en 1761. Su nombre es un homenaje al Rey carlos III de España, Cuenta con una pequeña capilla dedicada a San Benito de Palermo, el primer santo afrodescendiente de la Iglesia Católica. Es hoy en día una zona residencial, con casas de fin de semana, donde se puede disfrutar de playas tranquilas sobre el Río de la Plata de arenas finísimas. En el Real de San Carlos se desarrolló a principios del SIGLO XX por iniciativa del empresario argentino Nicolas Mihanovich un complejo turístico, hoy en proceso de reconstrucción, que contaba con un hotel-casino, una Plaza de Toros, única en el Río de la Plata, dado que la de Buenos Aires en la actual Plaza San Martín ya no existía, un frontón de pelota vasca (el mayor de Sudamérica) y una central eléctrica propia. A los efectos de construir ese complejo, Mihanovich se relacionó en Europa con el ingeniero Eiffel, quien recomendó para el trabajo a un grupo de italianos que en ese momento se encontraba ensamblando la monumental Estación de Trenes de El Cairo. Los italianos se casaron con jóvenes uruguayas y se establecieron en Colonia. Se recuerdan como obras suyas en Buenos Aires el edificio de apartamentos de Corrientes y Pueyrredón, inmortalizado en el célebre poema Setenta balcones y ninguna flor de Baldomero Fernández Moreno, más otras obras menores en el barrio de Palermo, como la existente en Cabrera 5722, que levantó para su propia familia.

Puerto de yates

En la Punta Santa Rita, del lado norte del cabo, hay un pequeño puerto para embarcaciones deportivas y de recreo llamado Puerto Viejo. La capacidad de amarre es de más de 180 embarcaciones. En la época veraniega sus instalaciones se ven colmadas por unidades de bandera argentina. Es lugar de llegada de regatas del Río de la Plata.

Islas San Gabriel y Farallón

A 3 Km de la Punta San Pedro se encuentra la Isla San Gabriel de 24 hectareas. Es una isla baja cubierta de árboles. Sobre su lado norte se encuentra un pequeño muelle de cemento que permite fondear en sus inmediaciones embarcaciones de hasta 1,5 m de calado. El 28 de diciembre de 1995 fue declarada Parque Nacional. En las inmediaciones también se encuentra la Isla Farallon, una pequeña isla peñascosa. En esta isla se encuentra un faro que data de 1870 y desde 1928 tiene una maquinaria que permite que funcione automáticamente con la puesta del sol, dejando de funcionar a la salida del mismo. En enero de 2006 ambas islas fueron declaradas Monumento Histórico Nacional. Conoce mas

EnglishFrançaisPortuguêsEspañol